Make your own free website on Tripod.com
Margarita Maldonado Colón

Por: Dra. Blanca Borges

Catedrática Universidad de Puerto Rico en Cayey

INDICE

Dr. Marcelino Canino Salgado

Dra. Loreina Santos Silva

Dr. Reynaldo Marcos Padua

 

 

 

 

Un saludo caluroso y afectivo a todos y todas los presentes, en especial a nuestra distinguida invitada Margarita Maldonado y a la doctora Norma Valle y su equipo de trabajo quienes hoy cierran con broche de oro una serie de actividades excelentes que nos han puesto en contacto con mujeres muy especiales, protagonistas de nuestra historia.

 

Nuestra invitada, Margarita Maldonado Colón nació en Bayamón, aunque se crió en Toa Baja. Estudió en las escuelas de ese municipio y es egresada de la UPR en donde cursó su bachillerato en Humanidades y su maestría en Artes con concentración en Estudios Hispánicos.

 

Su tesis escudriña el trabajo de Manuel Zeno Gandía a través de su novela Garduña bajo el título, El mundo del azúcar y el drama de una confrontación: estudio sociológico de la novela Garduña.

 

Aunque joven en su carrera como autora desde sus comienzos como estudiante ya publicaba en la revista EG de Estudios Generales. Ha publicado cuentos y novelas en el medio escrito y en Internet. Entre sus cuentos están: Luna de Medianía, Leroy Delamerde y El primer día de la historia. Este último fue galardonado por el Ateneo de Puerto Rico. También ha trabajado ensayos como El Águila Blanca y la memoria colectiva.

 

Sus escritos se caracterizan por la ficción histórica propia de los años 70. En su obra El umbral del tiempo, el pasado y el presente se entremezclan de una forma que mantiene al lector en el filo de la silla hasta completar la lectura. Una buena dosis de enigma, pero también de posibilidad, provee un ambiente de expectación y tensión que promueve la búsqueda o explicación del misterio. Sus personajes son, a la vez, extraños y cotidianos. El amor, la emoción y la curiosidad se entremezclan en la vida de estos a causa de Inabón, lo que hace que Aurora esté en jaque todo el tiempo. Inabón es un personaje austero, reservado, erudito, que despierta en el lector el deseo de más explicaciones o que lo lleva a teorizar, a formular hipótesis o especulaciones sobre lo que ocurre en la trama.

 

El uso de un ambiente cotidiano y de nombres de calles como la Betances, esquina Ruiz Belvis nos transporta a lugares conocidos y posibles. Así también el uso o referencia a lugares tan conocidos como el mall hace que nos sintamos parte de la trama. Contribuyen también al misterio el hecho de que los personajes sean miembros de una sociedad secreta, proscrita y el uso de adjetivos como metafísico, extraño y fantasmal.

 

La autora trata magistralmente la denuncia social y presenta las desigualdades y prejuicios existentes en nuestro país a través de los protagonistas. Esta novela es una excelente narración que hay que terminar de leer una vez se comienza, como un sediento que encuentra agua.

 

*Palabras pronunciadas con motivo de la participación de la autora en el conversatorio Encuentro de Escritoras, auspiciado por Pro Mujer, UPR, Cayey en marzo de 2006.

 

Volver al título

En su obra El umbral del tiempo, el pasado y el presente se entremezclan de una forma que mantiene al lector en el filo de la silla hasta completar la lectura.